El verano está en su maxíma altura y por algunas mujeres podría ser bastante fastidioso estar embarazada, hace demasiado calor y puede causar: desgana, cansancio, malestar, embarazoenverano_bigfastidio y mal humor. Por eso hay que seguir unos consejos para que el verano no afecte a la salud, al humor ni al bebé.

  • Hay que salir a la calle en las horas de menos calor para evitar la luz directa del sol y descansar de vez en cuando.
  • Tener un ambiente fresco y bien oxigenado en casa, por eso se aconseja abrir las ventanas durante las primeras horas del día para que entre el aire fresco.
  • Siempre ponerse ropa que no sea sintética sino de algodón, seda o lino, para estar fresca.
  • Para evitar que se inflamen o se hinchen los pies, ponerse siempre un calzado muy cómodo.
  • Cuando se sale a la calle hay que ponerse protector solar para evitar quemarse.
  • Refrescarse con duchas de agua tibia o simplemente metiendo los pies en la bañera o en la piscina de agua fría.

El calor puede afectar mucho a una mujer embarazada, así que no os fatiguéis mucho, simplemente relajaos y aprovechad para descansar mamás.

This entry was posted in Embarazo. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>